La yapa, antiguas pastillas de Stani

Siempre me he preguntado porque les habrán puesto de nombre, la yapa, pero de lo que si me recuerdo es que cuando era muy pibe todavía, iba a la primaria, no veía el momento que me compraran algunas de estas golosinas. Creo que las golosinas, forman parte de uno de los recuerdos mas imborrables de la infancia

Son tan importantes, o casi como nuestra primer novia o novio. Claro no exageremos, pero lo cierto es que , no se si lo han notado, algunos recuerdos se nos marcan a fuego en la mente, muchos mas que otros. Y creo que las golosinas sean uno de estos recuerdos. Tal es así que he dedicado un sector del blog a recordar las golosinas de nuestra infancia.

He llamado a esa pagina, las golosinas de los 60, porque si bien es cierto que en los 60 aun tenia poca edad, esas golosinas ya existían de tiempo atrás. La yapa eran pastillas dulces que las producía el coloso de dulces, Stani. Me han dicho que aun se siguen fabricando, pero ahora las produce otra empresa. Y como se sabe, generalmente, una golosina alcanza su mayor éxito cuando la produce la fabrica original

Por lo general sucede que cuando se intenta reflotar una antigua golosina, esta vez fabricada por otra empresa, ya no tiene mas el enorme éxito que tenia su original. Por lo cual creo que es el caso de las pastillas la yapa, algunos alfajores y algunas otras golosinas. Todas golosinas que las han retomado otras fabricas de dulces, pero los comentarios de la gente son siempre los mismos. Ya no tienen el mismo sabor, las originales eran mucho mas ricas, etc

Creo que en un buen 70 por ciento esto sea cierto y el restante 30 por ciento digamos que es un poco la psicología que nos juega una mala pasada. Casi como partir con la idea que todo lo pasado era mejor! La yapa venían en un envoltorio muy particular. Era delgado y largo y traía sobre su superficie unos dibujitos siempre diferentes!

De todos modos, sea que comiéramos la yapa, o las mielcitas, o los ricos alfajores o cualquier otra golosina de aquellos años, jamas teníamos caries. Se vivió una infancia mucho mas natural y sana. Tristemente los pibes de hoy no pueden conocerla, y tal es así que siempre tienen algo que no va. Desde resfrío y fiebre crónicas cada año a caries y otras maravillas de la modernidad! Entonces viva la yapa y todas las golosinas de aquel entonces!

Comenta con Facebook