Historia del queso y dulce o Vigilante

El postre Vigilante presenta variantes según la región: en el noroeste argentino se sirve quesillo de cabra con dulce de cayote o de tuna, en el sur el queso de oveja o de vaca del tipo Atuel se acompaña con dulce de saúco, de frambuesas o de maqui (o algún fruto rojo).

En el noreste argentino se prefiere el queso fresco acompañado de dulce de mamón en cascos, y en el litoral se utiliza el dulce de naranjas amargas. En Brasil y al norte de Uruguay también suele utilizarse dulce de guayaba. En Brasil tiene el nombre de Romeo y Julieta.

En Argentina este postre recibe nombres específicos como «vigilante», «Martín Fierro» o «fresco y batata», en este último caso cuando se utiliza dulce de batata y queso fresco.

En otros países esta combinación recibe otros nombres regionales o simplemente se la conoce por sus ingredientes: «queso y dulce», «queso con dulce», etc.

Otras variantes más elaboradas incluyen la preparación de una mousse de queso mascarpone con una compota de membrillos, o el queso asado con azúcar negra y un puré ligero de batatas. Buen Apetito!

Comenta con Facebook