El verdulero a caballo. Cuando la fruta y la verdura la traìa don Ferrari!

Los que descendemos de los barcos como dijo alguno, los que tuvimos antepasados de a caballo, esos que anduvieron por La Pampa cuando La Pampa era pura arenilla, o por el Sur cuando el Sur era el Lejano Sur, o por tierras bonaerenses hace más de 100 años. Esos ancestros que ponían el mulo delante del carro y eran verduleros, matarifes, lecheros omercachifles. Algunos que fueron desde Punta Arenas, -Chile- hasta Rio Grande, -Argentina- previo cruce en bote por el Estrecho de Magallanes, pasando por Porvenir y de ahí montados hasta la Ea.

La Primera Argentina, pasando momentos a la intemperie, para ser esquilador, cocinero o lo que venga. Otros, contratados por Vialidad, desde los pagos de Ibarra hasta Las Armas con más de 100 caballos para originar los caminos con la cuchilla portátil tirada por los matungos. E lprimero de ida, el otro de ida y vuelta. Así se fueron forjando los tiempos y así se fueron formando las sangres.

En lo personal recuerdo un carro de hace profusos años atrás, en Rosario Santa Fe, Argentina, cuyo verdulero repartía vivienda por vivienda, su caballo paraba en todas, en fase automática y seguía a su señor a la orden de un chiflido Todavía sigue existiendo esta modalidad, pero difícilmente decoren su carro como estaba aquél.

Los atalajes (correajes) del caballo impecables y siempre centelleantes, con cascabeles, filetes por todos flancos, en los laterales, abajo de los contenedores unas aberturas chicas,detrás de cuyo vidrio grabado (arenado) tambien con firuletes ornamentales, dejaban observar fotografías de ascendientes y clientes. Su caballo se llamaba “buen dia Niña” y en su vanguardia llevaba dos penachos de paja brava. El verdulero era italiano, se llamaba don Ferrari y como la mayoria de ellos hablaba una extrna mezcla de italiano y espanol. Su carro era enormemente parecido a los de la fotografía de aquì arriba.

Comenta con Facebook