Alejandra Da Passano. Fue una grande actriz!

Hoy recordaremos a una grande actriz de séptimo arte y television nacional, desaparecida en 2014. Alejandra Da Passano! Más allá de las utilidades y desventajas de pertenecer a una categoría con linaje de galanes, para ella este hecho no siempre fue una colocación feliz que le haya resultado fácil.

“cuesta mucho ser ‘la hija de ’, es un plomazo, no te lo podés sacar más. Yo soy ‘la hija de’, ‘la hermana de’, ‘la ex señora de’… ¡los tengo todos! El otro día me dio un asalto, me dije: ‘ ¿quién soy yo?’. No tengo identificación.

Pero me lo siguen diciendo, y ahora lo tengo asumido”, le confesó alguna vez, medio en chiste y medio en serio, Da Passsano a Susana Giménez en su living. “tengo una relación hermosa con mi vieja”, aclaró luego, para despejar vacilaciones.

Así, la mujer que llevaba el oficio en los genes, dio sus primeros pasos en la actuación además siendo asaz pequeña y dejó tras su partida una fructífera carrera de más de 50 años, con recordables encargos en televisión, cine y teatro.

Sobre las escenas desplegó una larga actividad:se destacó en El cartero (1999) , con Darío Grandinetti y Nicolás Cabré; Dónde estás corazón, que formó parte de Teatro Itinerante (2003), con Marta Albanese; y Risas en el suelo 23, con Carlos Calvo y Gianni Lunadei.

Da Passano tomó parte en nueve largometrajes nacionales. Debutó en cinematógrafo con el argumento de la Nouvelle Vague, en una pieza de los cantantes de “la nueva ola” del programa El club del Clan, con la película Pajarito Gómez, de 1964, junto a Nelly Beltrán y Maurice Jouvet.

Participó en epígrafes como Escándalo en la familia (1967), con Niní Marshall y Juan Carlos Altavista; en pleno auge del género picaresco, actuó en La gran ruta (1971), con Iris Láinez y Santiago Gómez Cou; La Madre María (1974), con Tita Merello y Hugo Arana; incursionó en el género costumbrista en la lectura fílmica de Los hijos de López (1980), con Alberto Martín y Dorys del Valle; Chechechela, una chica de suburbio (1986), con Ana María Picchio y Víctor Laplace; y en la inédita Costo argentino (2002), en el suceso Historias Urbanas .

En televisión asimismo trabajó intensamente. Fue parte de Llegan los parientes de España (1965), una fantasía que mostraba las prácticas argentinas heredadas de los inmigrantes ibéricos, Muchacha italiana viene a casarse (1969), Malevo (1972), Las 24 horas (1981), La Sra. Ordóñez (1984), Me niego a perderte (1987), Así son los míos (1989), Apasionada (1993), Gino (1996), Mía solo Mía (1997), Verano del 98 (1998), Gasoleros (1998), Salvajes (1999), Primicias (2000), Máximo corazón (2002); y Frecuencia 04 (2004), entre otros.

Comenta con Facebook